Erase una vez...al otro lado del charco

De centro America hasta Sud America, la travesia de dos catalanes por tierras latinas...

lunes, 4 de febrero de 2008

COLOMBIA

Despues de 6 dias en el mar porfin habiamos llegado a Colombia, al puerto de Cartagena de Indias. La ciudad de Cartagena, fundada por un espanyol llamado Pedro de Heredia en el 1533, fue el puerto mas importante del Nuevo Mundo. El centro historico de Cartagena es uno de los mas bellos de toda Sud America, con ciertos toques caribenyos, africanos y espanyol.
Nuestra estancia en la ciudad no duro mas de 5 dias, la ciudad es bastante cara, pero vale la pena estar un par de dias. Rachel y Rebecca se fueron un dia antes para Taganga, y decidimos reunirnos alli de nuevo pasado un dia mas en Cartagena.
Para ir a Taganga primero tuvimos que ir a Santa Marta, pasado Barranquilla. Una vez alli cogimos un taxi que nos llevo al pueblo de Taganga en unos 15 minutos. Taganga es un pueblo pequenyo de pescadores, ubicado en una bahia con vistas muy bonitas. Taganga es tranquilo por la semana, pero en fin de semana suelen venir muchos habitantes de Santa Marta para pasar el dia. Sirven buen pescado fresco en los diversos restaurantes que hay a lo largo de la playa. Tambien dicen que es popular por el submarinismo, pero recomiendo no hacerlo aqui. Nosotros decidimos hacer un dia submarinismo, pero la agencia era una mierda, muy poco profesionales, y el agua suele estar tan turbia que no ves 5 metros delante tuyo. Por suerte pude ver, junto a Jeroen, un tiburon dormiendo entre unas rocas. La agencia de submarinismo nos dejaba un refugio que tenian y que la unica manera de acceder era por mar. Pasariamos la noche alli, durmiendo en hamacas, y segun nos dijeron al dia siguiente nos pasarian a recoger. Un hombre del pueblo que trabajaba para ellos se quedaria con nostros. Si la cosa hubiera ido tal y como nos dijeron...solo habiamos comprado comida para la noche y para desayunar. El hombre que estaba con nosotros, Luis, accedio a ir al pueblo y comprarnos algo mas de comida, aprovechando que pasaban unos pescadores para llevarle. Le dimos el dinero y solo nos quedo esperar. Y esperamos toda la noche, pero ya no volvio. Al dia siguiente, Luis vino con las cosas que le habiamos pedido. No pudo volver por la noche ya que nadie le pudo llevar. Nos tenian que pasar a buscar a las 2 del mediodia. Para pasar el tiempo nos fuimos a una playa desierta, donde nosotros eramos los unicos alli. Estuvo divertido. Al volver al refugio, todavia no habia llegado nadie. Y pasaron las horas, y nosotros teniamos mucha hambre, y nada de comida, y nadie venia a buscarnos. De nuevo tuvimos que pedir ayuda a unos pescadores que pasaban por alli para que nos llevaran al pueblo de vuelta, pagando por supuesto. Ibamos con la idea de partirle la cara y pedirle explicaciones al encargado de la agencia. Nos tuvieron que devolver el dinero que nos habiamos gastado para pagar a los pescadores. Pero la mala leche no se nos fue en mucho tiempo.

Nuestro siguiente destino era el Parque nacional de Tayrona, un lugar que todo el mundo nos había recomendado. Rachel y Rebecca no vendrían ya que ellas querían hacer un trekking hacia La Ciudad perdida, unas antiguas ruinas que se encontraban cerca del Tayrona. Acordamos en volver a encontrarnos en Bogotá. Nosotros dejamos las mochilas grandes en el hostal de Taganga para no ir muy cargados al Tayrona. El Tayrona es un lugar increiblemente bello, jungla y playas caribeñas se fusionaban para dar vida a este increible lugar. Una vez dentro teníamos que caminar durante unas dos horas para llegar a nuestro destino, un lugar llamado El cabo, donde podíamos alquilar una hamaca para dormir. Pero la temporada de lluvias venía con retraso (esto del cambio climatico...) y durante las dos horas que estuvimos caminando nos cayó encima un terrible aguacero. El camino era puro lodo y barro. Caminando descalzos, con el fango hasta las rodillas, y cubierto con una sencilla bolsa de plastico para que no se mojara mucho la mochila. Parecía que habíamos salido directamente del mar de lo empapados que estabamos. Me encantó. En Tayrona estuvimos una sola noche, debido a varios factores: El lugar era caro, las hamacas, la comida, no había papel higiénico con lo cual lo tenías que comprar, y según nos habían dicho el fin de semana se celebraban elecciones autonómicas y las carreteras estarían cortadas en algunos puntos. Así que decidimos irnos antes de tiempo para Medellín. Para Medellín fuimos un grupo numeroso, gente que conocimos en el Tayrona: Luisa una chica australiana que vive en Bogotá, Jeremy de los EUA que también estaba de viaje y Flora una chica venezolana.

viernes, 18 de enero de 2008

SAN BLAS

El archipielago de San Blas, que pertenece a Panamá está formado por unas 365 islas, de diversos tamaños. En ellas viven los Kuna ayala, los indigenas residentes, los cuales se mueven de isla a isla en barcas o canoas muy rusticas.
Una vez en Porto Belo, y localizado el velero Twyla subimos a bordo. Veníamos bien cargados de comida, para una semana. En el velero conocimos a dos chicas de Estados Unidos, Rachel y Becca, que serían nuestras nuevas compañeras de viaje en los siguientes meses. Ellas habian estado trabajando 2 años de voluntarias en Panamá y hablan muy bien el castellano. Y como nosotros, también querían ir a Colombia.
El viaje en el velero sería de unos 6 días. Los tres primeros días los pasaríamos en San Blas, disfrutando del calor caribeño y de una de las aguas más cristalinas que he visto en mi vida.
Durante esos tres días hicimos snorkel, viendo coral y una gran cantidad de peces increibles. También cogiamos el kayak y nos ibamos a las islas más cercanas. En algunas vivian los Kuna y podíamos comprar pescado ahumado y artesanía local.
Pasados esos tres días, nos dirigimos ya hacia Cartagena de Indias, Colombia. Serían dos días de travesía contínua en las más absoluta soledad. Nosotros y el oceano.
Pasabamos el tiempo jugando a las cartas, leyendo, tomando el sol en la cubierta y comiendo. Por la noche se veían las estrellas como en ningún lado. La bóveda celeste se nos mostraba increiblemente vistosa. Muchas veces nos quedabamos embobados mirando pasar las estrellas fugaces. Hubo una vez en que un montón de delfines, unos 50, se aproximaron al velero y navegaron con nosotros un rato. Increible.
Por la noche veíamos cosas un poco raras. De vez en cuando aparecían bajo el agua, muy cerca del velero, unas luces grandes que se encendían y apagaban. la verdad no sabíamos de que se podía tratar. Muy enigmático.
El velero no paraba de moverse a un lado y a otro. Fuero momentos dificiles ya que la cabeza nos daba vueltas continuamente. Finalmente llegamos sanos y salvos a Cartagena de Indias. Ya estabamos en Colombia.

viernes, 30 de noviembre de 2007

P A N A M Á

Llegar a la frontera de Costa Rica con Panama no supuso ningún problema. El auténtico problema lo tubimos en la frontera Panameña. Los muy desgraciados no nos dejaban pasar por dos motivos: primero no teníamos 150 dolares en efectivo (tenía que esperarme hasta el día 5 para poder sacar dinero ya que había llegado a mi tope del mes) y segundo, no teníamos un ticket de salida del país. Malditos panameños tocapelotas, pero quién carajo se creen que son!! desde México hasta Costa Rica no habiamos tenido ningún problema para pasar de frontera a frontera, pero claro ellos son especiales. Pues nada decidimos hacer trampas. Fuimos a un local de internet y hicimos una reserva falsa de avión: rellenamos los datos de la página como si fueramos a hacer la reserva pero en vez de hacerla real sencillamente imprimimos la pagina con nuestros datos. Y parece ser que funcionó el truco. Ya estabamos dentro.
Panama es muy parecido a Costa Rica. Nuestro destino eran las islas de Bocas del Toro, que nos habían dicho que era un lugar increíble. Pues bueno otra decepción más, la isla de Bocas del Toro resultó ser una atracción turística muy cara, llena de guiris, dónde la playa más cercana estaba a veinte minutos en taxi, y claro los taxis no eran muy baratos en ese jodido lugar. A los dos días nos fuimos de la isla a otra más chiquita llamada Bastimentos, y esta sí que nos gustó. Apenas había turismo y podías ir caminando a la playa mas cercana atravesando el bosque tropical que había en la isla. En esa playa, que no era la única pero si la que estaba más cerca, nuestro compañero de viaje Has, casi se ahoga. El mar estaba muy bravo y habían olas muy puñeteras. Suerte que por allí pasaban unos surfistas que pudierón rescatarle por que el mar se lo estaba llevando y no tenía fuerzas para regresar a la orilla. Pero nosotros no nos enteramos hasta que él nos lo dijo, lo veíamos tumbado en una de las tablas y pensabamos !mira el tío que morro, quitandole la tabla a uno de los chavales que vivían en la isla¡. Bastimentos fue una bonita experiencia, mucho mejor que Bocas del Toro.

Nuestro siguiente destino en Panamá sería la capital, Ciudad de Panamá. Otro trayecto largo en autobus. En la ciudad nuestra intención, aparte de conocerla, era contratar a un capitán de velero para que nos llevara a Colombia. En el hostal en el que nos alojamos se podía informar sobre los veleros que salían hacia Colombia, y decidimos contratar un velero llamado "Twyla" que pertenecía a un español. También tuvimos tiempo de ver el famoso canal de Panamá, la verdad una gran obra de la ingeniería, lastima que no pudieramos ver como pasaba ningún buque mercante de un lado a otro (cosa que realmente es lo que interesa a cualquier turista que se acerque y pague la entrada que cuesta ver el canal. Pero claro allí no te dicen: ahora mismo no hay ningún barco pero a las 3 si que viene uno. Solo les interesa cobrarte, ya que parece que van a ampliar el canal y necesitan mucha plata). Pues eso, que estuvimos un rato y nos fuimos con la sensación de que nos habían estafado un poquito.
Ciudad de Panamá la pasamos sin pena ni gloria. Lo que realmente nos interesaba a los 4 era irnos para Colombia en un velero, y ver el increíble archipielago de San Blas. Para ello teníamos que ir a un pueblito marítimo llamado Porto Belo, donde estaba anclado el velero "Twyla".

C O S T A R I C A

Cruzar la frontera no supuso ningun problema. El viaje en bus fue algo largo. Llegamos a San Jose, capital de Costa Rica, al anochecer y nos dirijimos rapidamente al hostal que habiamos elegido. La ciudad nos pareció muy occidental, con apenas encanto. Hibamos a pasar 5 días en la capital, y la verdad no había mucho que hacer, además era bastante caro. Una amiga holandesa de Jeroen regentaba un rancho en la costa sud este del pacifico, en plena jungla, el Rancho Burica, y decidimos ir hacia allí en vez de ir a la costa del caribe. Llegar hasta allí fue algo complicado, ya que había que tomar muchos transportes. De San Jose cogimos un autobus hacia Golfito, 8 horas de viaje. Una vez en Golfito otro autobus hacia Pavones, un pueblito que se encontraba en la peninsula de Osa. Pero para llegar a Pavones teniamos que atravesar un rio, donde nos esperaba un transbordador que nos llevaría a la otra orilla. Una vez en la otra orilla cogimos otro autobus y a continuar el viaje. En total 4 horas más. El Rancho Burica se encuentra justo al final de la peninsula, en un lugar llamado punta banco. Más allá del rancho solo había costa y jungla salvaje. Durante el camino nos cayó una buena tormenta que ya no paró hasta el día siguiente. El lugar es bueno para surfistas, al igual que Pavones, donde suele ir mucha gente a surfear.
Rancho Burica es un lugar muy bonito. A un lado solo había jungla y al otro La costa del Pacifico. Numerosas especies animales viven en el lugar, desde serpientes (algunas muy venenosas) hasta monos (aulladores, titis...), osos perezosos, mucha variedad de aves, delfines, y hasta ballenas vimos. Un autentico paraiso. En el Rancho solo estaba Brigit (la amiga de Jeroen) y su novio Jurgen. Nuestra estancia en el rancho fue muy tranquila. Reposo en plena naturaleza, bañitos en la playa, una barbacoa que hicimos, jugar mucho a las cartas (incluso al Poker, juego al que nunca antes había jugado, y en mi primera partida gané algo de dinero). Bañarse en la playa era algo arriesgado, las olas eran muy salvajes. En el rancho había una orca hinchable, la cual utilizamos para que las olas nos arrastraran. La verdad es que tenías que agarrar fuertemente la orca para no caerte y verte arrastrado por las olas. Sinceramente llegamos a ir a una velocidad de 40 km/hora aproximadamente. En un momento me vi superado por la fuerza de una ola y me arrastró por la orilla rocosa provocándome algunas heridas en la espalda y mano. Nada graves salvo una piedra no muy grande que se me incrustó en la palma de la mano y que tuvierón que sacarme con la ayuda de unas pinzas y una navaja. Pero por lo demás todo bien.
Pasamos 5 días muy buenos, en un lugar muy alejado de la civilización, ya que el pueblo más cercano, Pavones, estaba a mas de media hora en bicicleta. Teníamos que irnos ya que llagaba un grupo numeroso de escandinavos que iban a ocupar todo el rancho. Decidimos irnos ya para Panamá, ya que si queriamos ver la costa caribeña de Costa Rica teníamos que volver a San Jose para poder coger otro bus hacia el caribe.

N I C A R A G U A

Despues de otro viaje pesado mas en autobus y cruzar otra frontera mas nos bajamos en un pueblito llamdo San Isidro, donde debiamos tomar un chicken bus (uno de esos tantos autobuses escolares norteamericanos que usan por centro america como transporte publico) y dirigirnos hacia Leon. 2 horas mas de viaje y por fin llegamos a nuestro destino. Dicen que Nicaragua es el pais mas pobre de toda centro america, pero sus paisajes y tierra son increibles, y su gente mas simpatica y abierta que en otros lugares.

LEON:
Leon es muy parecida a todas las ciudades coloniales que hemos visto en centro america. El centro de la ciudad es agradable y muy colorido, pero te sales un poco a los barrios de las afueras y es otra cosa, mucha pobreza y suciedad.
En Leon habiamos quedado con varias personas que hemos conocido en nuestro viaje. Alli se encontraban Beccy (una chica de inglaterra) y Rosanna (de Holanda). Tambien tenian que llegar Hasan (un chico turco que vive en Londres) y Jeroen (un chico Holandes) que habiamos conocido en Utila.
En Leon no habia mucho que hacer, muchas iglesias, ascender a un volcan y lanzarte en una tabla (parecido al snowboard) o disfrutar de las noches leonesas.
Estubimos unos 4 dias, fuimos al cine a ver una pelicula sobre unos gringos que viajan por Brasil y son secuestrados para quitarles los organos (que esperanzador), y jugamos mucho sobretodo a las cartas y al billar. En Leon coincidimos con mucha gente que estaba viajando, Tatiana y Eva (dos chicas españolas que trabajan en El Salvador en una ONG) y que aprovechan los fines de semana para viajar un poco.
En Leon decidimos viajar junto a Hasan y Jeroen, ya que haciamos el mismo recorrido y teniamos una muy buena relacion con ellos. Una vez visto Leon nos iriamos a Granada, la otra ciudad colonial de Nicaragua, y por lo que cuentan la mas antigua de toda centro america.

GRANADA:
Granada es muy parecida a Leon, pero bastante mas bonita. Esta construida a orillas del lago de Nicaragua. Ya por estas fechas la lluvia era bastante habitual alla donde fueramos, y por supuesto nos lluvió ya el primer día. Pero que manera de llover por favor. Nos alojamos en un hostal de mochileros dónde hacían una comida bastante buena. Normalmente buscamos siempre hostales que tengan cocina, para ahorrar un poco de dinero y no comer siempre fuera, pero este hostal estaba bastante bien, ademas tenía internet gratis, cosa que siempre se agradece.
En Granada las únicas cosas de interés que puedes hacer, a parte de recorrer el centro de la ciudad, muy colonial, era ir a unas islas cercanas o a una laguna que por lo que decían era bastante impresionante. No hicimos ninguna de las dos.
El segundo día de llegar nos fuimos a tomar algo a un local dónde ponían música y podías bailar un poco, pero al ver bailar tan bien a la gente de la ciudad se te quitaban las ganas de hacer el ridiculo. Como baila esta gente, impresionante.
Más tarde, al regresar al hostal y a punto de irnos a dormir, llegarón dos chicos que parecían muy cansados de haber corrido. Eran dos alemanes y por lo que nos contarón habían cogido una bandera de Nicaragua y habían venido corriendo desde la plaza central de la ciudad. Nos fuimos a dormir, y pasados dos minutos oigo un jaleo en la puerta de entrada y en la calle. Parecía como si le estubieran pegando a alguien. Me levanté y junto a Has y Jeroen fuimos a ver que diablos ocurría. Cual fue nuestra sorpresa al ver que en la calle habían 3 policías, y uno de ellos tenía esposado a uno de los dos chicos alemanes, el otro estaba dentro. Por lo visto alguien les había visto coger la bandera y había ido a la policia a contarselo. Esto tenía pinta de lío muy serio. Los polis querían que el otro chico saliera para llevarselos a los dos a prisión, y el vigilante del hostal no habría la puerta. Los polis amenazaban con entrar a buscarlo y sacarlo a palos si hacía falta. Yo intentaba traducir a los alemanes que ocurría (habían venido 3 amigos más de estos dos alemanes que estaban durmiendo en el hostal y que no comprendían nada de lo que pasaba). Hablé con la policia para ver como se podía solucionar todo este jaleo. Pero nada. Que tenía que salir por las buenas o por las malas (que estupido por parte de esos dos el haber robado una bandera, sabiendo lo que puede ocurrir si te pillan). Y es que el vigilante les había advertido que los estaban buscando en la calle y que no debían salir, pero claro, los dos alemanes estaban borrachos y querían ir a por más cerveza a fuera y el primero que salió lo cazarón.
Finalmente el otro chico salió y se los llevaron a los dos a prisión. Todavía no se si han podido salir. Un poco estupidos, vaya lío se han metido.
No ocurrió nada más fuera de lo normal en Granada. Pasamos 3 días más y decidimos irnos a la isla de Ometepe, la única isla del mundo con dos volcanes, y el único lugar donde hay tiburones de agua dulce.

OMETEPE:
Después de 2 horas en Ferry, llegamos al pueblo de Moyagalpa. No sabíamos cuanto tiempo nos quedaríamos en la isla, pero iba a ser poco, ya teniamos ganas de irnos para Costa Rica. Nos alojamos en un hostal de backpackers, donde tenían a un cerbatillo de mascota, llamado menta.
Nuestra estancia fue más corte de lo que pensabamos, debido en parte al mal tiempo que hizo desde nuestra llegada. No paraba de llover, aunque ya era normal, estabamos en temporada de lluvias. Queríamos hacer otra ascensión a uno de los dos volcanes, pero no pudo ser. Pasamos dos días y decidimos irnos para Costa Rica. Nos dirijimos de nuevo en el ferry hacia Rivas, dónde cogeriamos un tica bus (autobuses de 1ª clase que suelen hacer largos recorridos de país a país). Ya nos tocaba dejar atrás Nicaragua, un país que nos había gustado bastante y en dónde vivimos bonitas experiencias.

H O N D U R A S

Pasada la frontera (no había ni un alma, daba la sensación de estar en un pequeño pedazo de tierra que no pertenecía a nadie) y sin ninguna guía para saber un poco para dónde tirar. Nos habían indicado un poco como llegar a la isla de Utila, y ya estabamos dispuestos a seguir el camino a pie hasta ver algún autobus cuando de repente apareció uno que se dirigía hacia San Pedro Sula. Nos quedaba poco dinero (más bien a Patric ya que yo había llegado a mi tope unos días antes y no podía sacar nada hasta el siguiente día 5 de Septiembre) debiamos encontrar un cajero de inmediato. Con el dinero que llevabamos encima pagamos el billete del bus y nos quedó lo justo para comprar algo de comer.
Una vez en San Pedro Sula, una ciudad muy peligrosa según nos dijeron, pudimos sacar dinero en un cajero y largarnos rápidamente para La Ceiba, en dónde podriamos coger un ferry para la isla. En el mismo autobus viajaba también un chico japonés, Tomo Aki era su nombre, el cual tenía una guia de Centro America, y nos juntamos con él para ayudarnos mutuamente. Pasamos la noche en un hostal de La Ceiba, los tres en la misma habitación. Tomo también quería hacer submarinismo en Utila. Al día siguiente nos subimos en el Ferry y para Utila, donde pasaríamos 2 semanas muy intensas.

UTILA:
Al llegar a la isla y bajarnos del ferry nos abordarón montones de personas ofreciendonos hacer submarinismo en diferentes escuelas de Buceo, era como una competición para llevarse la mayor cantidad de turistas que llegaban en ese momento. Después de un rato escuchando lo que decía uno y otro, decídimos establecernos en un hostal y meditar con calma dónde hacer submarinismo, el llamado "open water" curso de iniciación para poder bucear.
Habíamos conocido a un chico catalán en Livingston que había hecho submarinismo en Utila y nos había recomendado un centro de buceo llamado "CAPITAN MORGAN" (por lo visto el Capitan Morgan fue un autentico pirata inglés que tenía su escondite en esa isla). En dicho centro había un instructor español, madrileño, que nos podría asesorar mejor sobre todo el tema de buceo. A la tarde pudimos hablar con él y decidimos hacer el Open water con ellos. Estaríamos 4 días en unos cayos, aislados del mundo exterior, estudiando un libro de 200 páginas!!! Pero justo antes de empezar el curso caí enfermo, con fiebre y anginas. Y encima hacía un calor bochornoso. Así que no quedó más remedio que postergar el curso hasta que me pusiera bien.
La isla de Utila es muy especial, por lo visto fue colonia inglesa y allí todo el jodido mundo habla inglés, pero muy mal hablado. No nos enterabamos de nada. La isla no es muy grande, la gente que vive en la isla esá concentrada en una pequeña parte, el resto está deshabitado. Las calles, si es que se pueden llamar así, son muy pequeñas y todos van en moto, en Quad o incluso en cochecitos de golf. La madre que los parió, tenías que ir con mucho cuidado de que no te atropellarán esos desalmados.
Pasé dos días en cama, medicandome, y estudiando el librito de buceo. Cogimos nuestras mochilas y nos fuimos a coger el barco del Capitan Morgan, que nos dejaría en los cayos, situados al sud oeste de la isla, en un hotel pequeño. Allí también vivía gente, no mucha la verdad, pero era bien tranquilo el lugar. De noche se veía el cielo como nunca antes lo había visto. Parecía un planetario. Al ir a los cayos nos enteramos de que se acercaba un huracán a las islas, el huracán Felix lo habían bautizado. No sabían muy bien hacia donde iba a ir, pero lo seguro es que venía de Nicaragua hacia Honduras.
El primer día de buceo nos sumergimos 3 metros de profundidad con las botellas de oxigeno para realizar unos ejercicios y hacer la primera toma de contacto con todo el equipo, y la sensación de respirar bajo el agua. Increible!!! Ya tenía ganas de volver a sumergirme otra vez, pero había que esperar al día siguiente.
Al día siguiente nos enteramos que el gobierno Hondureño había ordenado evacuar a todos los turistas de las islas debido a la proximidad del huracán por esa zona. Abandonamos los cayos dirección Utila, pero decidimos quedarnos en la isla por varias razones: La más importante era la económica, no teníamos nada de dinero y en el banco no pudimos sacar tampoco. Segundo, La Ceiba por lo visto estaba repleta de turistas, todos los hoteles ocupados y parecía ser bastante caotica la situación allí. Así que ibamos a ver como se desarrollaban los acontecimientos. Junto a tres Letones, Mattise, Allisa y Jourgis, y una chica inglesa, Beccy, que también hacían cursos de submarinismo en los cayos, buscamos alojamiento, cosa complicada por que todo estaba casi ocupado o cerrado. Y todo el mundo en la isla (residentes la mayoría, y casi ningun turista) se preparaba para la llegada del huracán, comprando comida y fortaleciendo las casas con tablones en puertas y ventanas (de pelicula la verdad).
La verdad, no fue para tanto. Por lo visto el huracán al tocar tierra perdió fuerza y se partió en dos, una parte fue para el centro de Honduras y la otra se quedó cerca de las islas. Mientras esperabamos a que todo se tranquilizara un poco para volver a los cayos y seguir el curso pasamos 2 días jugando a cartas, estudiando el libro, o simplemente matando el tiempo como mejor se podía. Solo hubo un día en el que notamos los efectos de lo que quedaba del huracán en las islas; un día de lluvia intensa convirtiendo la gran mayoría de calles en lodazales fangosos. Por lo demás, pasados esos dos días regresamos a los cayos a proseguir con nuestro curso de iniciación en el submarinismo. Hicimos examenes y pudimos disfrutar del fascinante y desconocido mundo acuático. Una experiencia inolvidable, en la que aprendimos las tecnicas basicas del buceo, y vimos especies acuáticas que solo conocíamos de los documentales de la televisión: Morenas, barracudas, caballitos de mar, tortugas, pez vampiro, mantas, y muchas otras que no me acuerdo. Y por supuesto bucear en el segundo arrecife de coral más importante y bello del mundo, después del de Australia. Llegamos a bajar unos 20 metros de profundidad, y se nota mucho la presión que ejerce el agua en el cuerpo humano. Incluso nos metimos en una cueva acuática, sin apenas luz y rodeados de peces. Al finalizar los examenes y aprobarlos obtuvimos la tarjeta de "Open Water" lo cual significa que podemos bucear en cualquier zona de submarinismo del mundo a un máximo de 18 metros de profundidad. Podríamos habernos quedado y hacer la siguiente especialización, el curso "Advanced" en el que se desciende a un máximo de 30 metros, visitando un barco hundido que había en la zona, pero no podíamos gastarnos tanto dinero de golpe. Decidímos que ya era hora de irnos para Nicaragua. Fuimos desde La Ceiba hasta Tegucigalpa, la capital, dónde pasemos una noche para coger un autobús a las 9 de la mañana siguiente, dirección Managua, la capital de Nicaragua. Nuestro destino siguiente era León, una de las dos ciudades coloniales de Nicaragua.

G U A T E M A L A

Bueno, llevamos ya unos 8 dias en Guatemala, pero hasta ahora no me habia apetecido escribir nada nuevo. Unas cuantas cosas hemos hecho durante este tiempo, como visitar el espectacular lago de Atitlan, o llegar a Antigua, la vieja capital del pais, e incluso escalar un volcan activo. Pero bueno vayamos paso a paso...

PANAJACHEL:
Salimos desde San Cristobal, en Mexico, y nos dirigimos hacia Panajachel en una furgoneta, dispuestos a cruzar la frontera de Guatemala por Ciudad Cuauthemoc. El Altiplano Guatemalteco, sin duda la region mas espectacular del pais, fue testigo de nuestros primeros pasos por esta tierra. Las colinas de la region estan llenas de verde esmeralda, campos de trigo situados en laderas vertiginosas, pinos de una altura imponente, y numerosos pueblitos y aldeas mayas.
Pasadas 10 horas de intenso viaje por la carretera Panamericana, una carretera en pesimas condiciones que serpentea a lo largo de todo el altiplano, llegamos a la turistica Panajachel, a orillas del lago Atitlan.
Apodada Gringotenango por la gente del lugar, debido a la gran cantidad de extranjeros que la visitan, Pana es uno de los puntos turisticos mas antiguos de Guatemala.
Sinceramente, no me ha gustado nada, se trata de un pueblo que ha crecido desordenadamente, lleno de lugares de ocio y comida para el turista, donde un sinfin de indigenas tratan de venderte sus productos, muchas veces de manera persistente. Para estar un par de dias solamente.
Alrededor del lago hay bastantes pueblitos, mas tranquilos que Pana, a los cuales puedes acceder mediante coche o lancha, esta ultima opcion mas interesante. Impresionantes los tres volcanes que rodean el lago, el volcan San Pedro (de agua), el volcan Toliman y el Atitlan (el mas alto de los tres con 3537 m)
Cabe mencionar algunos de los pueblos que rodean el lago, como San Pedro de la laguna, un pueblito muy tranquilo y mas acogedor que Pana, o Santiago de Atitlan donde se venera al santo Maximon, una figura de madera cubierta con panyuelos de seda de vivos colores y que fuma un puro. Los habitantes del pueblo lo custodian, le veneran con cantos y le administran sus ofrendas. Sus presentes favoritos son los cigarros Payaso y el ron Venado, pero a veces se tiene que conformar con el aguardiente Quetzalteca Especial, que es mas barato. Joooder, si vive mejor el santo este que los propios indigenas de la region.
Tambien esta San Marcos la Laguna, un lugar del cual dicen que emana vibraciones espirituales especiales, asi que no sorprende que se haya convertido en un centro de meditacion, terapias holisticas, masaje, reiki y otras actividades orientadas a la espiritualidad (todo es valido mientras sirva para sacar dinero del turista).
De Panajchel decidimos tomar una lanzadera (aqui a las furgonetas las llaman asi) y poner rumbo a Antigua, la vieja capital de Guatemala, lugar muy tranquilo, todo lo contrario que Guate ciudad, la actual capital bastante caotica y cosmopolita.

ANTIGUA:
Que decir de Antigua, a parte de que está arropada por tres volcanes, es una bonita ciudad colonial, de calles adoquinadas, casas de colores, un pequeño parque central y mucho guiri. En la ciudad puedes encontrar montones de escuelas de idiomas, restaurantes (hay uno de comida española "La cocina de Lola" donde Patric y yo nos zampamos una buena paella), aunque la gran mayoría de los establecimientos de este tipo son de extranjeros. Es muy similar a San Cristobal de las Casas (mexico) pero hace menos frío. Por lo visto a los habitantes de Antigua se les conoce como los "panza verde", por su afición a comer aguacates, la fruta que mas crece en la zona.
Antigua era la anterior capital de Guatemala, pero debido a un terremoto sufrido en 1773 se decidió trasladarla a la actual ciudad de Guatemala.
Hemos estado una semana, alojados en un hostal de mochileros. Nos ha gustado mucho, e incluso hicimos una excursión a un volcan activo, el Pacaya. Pero todavía no estamos acostumbrados al horario de por aquí, se come muy pronto y se cena también muy pronto. Y todo lo cierran a las doce, e incluso antes.
Hay mucho militar por aquí también, y si miras un poco el diario solo lees sobre asesinatos y desgracias, y politica también, las elecciones están muy cerca. Tambien volvimos a coincidir con Enric y Montse, los ultimos cuatro dias y estubo muy divertido.
Lo dicho hemos disfrutado en esta bonita ciudad colonial. Próximo destino: Livingston, en el caribe Guatemalteco.

LIVINGSTON:
Para llegar a Livingston tuvimos que dirigirnos hacia Rio Dulce, donde es necesario tomar una barca, unico medio de transporte que puede llegar a Livingston. Alli habiamos quedado con Oscar (un amiguete de Terrassa) y con Carlos y Marta (tambien de Terrassa, viajan juntos por Guatemala). pasamos una noche en Rio Dulce y al dia siguiente nos agarramos una barca para ir a Livingston. Livingston es un pueblo no muy grande donde viven los garifunos, Guatemaltecos negros que hablan tan bien el espanyol como su propia lengua garifuna. Una vez que te bajas en el embarcadero del pueblo te asaltan montones de garifunos, intentando venderte mota, cocaina o sencillamente hacerte de guia. Hay mucho buscavidas. En Livingston nos encontramos con el Oscar, y tambien Carlos y Marta, pero ellos dos se iban a pasar unos dias a otro lugar llamado Finca Tatin. Estubimos 3 dias alojados en un hostal regentado por un ingles, un irlandes y una chica escocesa. No estubo nada mal, disfrutemos del lugar, nos cayo una tormenta que dejo casi todo el pueblo a oscuras e hicimos una excursion a unas cascadas (los 7 altares) y una playa donde te podias dar un buen chapuzon (playa Blanca)
Decidimos acompanyar a Oscar, Carlos y Marta para la isla de Flores y ver las ruinas de Tikal.

FLORES:
Flores se asienta en una isla del lago de Peten Itza. Una carretera elevada sobre el lago la une a Santa Elena, a orillas del mismo. El principal reclamo de Flores es su cercania a Tikal y no son pocos los que establecen su base en este pueblo, cosa que hicimos nosotros. Nos alojamos en un Hostal con vistas al lago, donde debido al calor insoportable mas de una vez nos dimos un buen chapuzon. Fueron 3 dias muy intensos, en companyia de Oscar, Carlos y Marta, y mas gente que conocimos en el hostal. Cuando nos tubimos que separar, ya que ellos se iban para Ciudad de Guatemala y nosotros para Honduras, nos encontramos de nuevo solos, y la verdad es que tubimos un bajon animico, habiamos pasado muy buenos ratos con ellos y ahora nuestro viaje debia proseguir.
Decidimos pasar la noche en Puerto Barrios (no se lo recomiendo a nadie, que ciudad tan fea por favor) y al dia siguiente fuimos a la frontera con Honduras, ya que nuestro proximo destino seria la isla de Utila, del que dicen que es el lugar mas barato del mundo en hacer submarinismo.

Bastimentos

Bastimentos
En la isla habían muchos muelles como el de esta foto, dónde los lugareños esperaban a que pasara una barca y dirigirse a las otras islas. No habían coches en la isla.

Ciudad de Panamá

Ciudad de Panamá
vista desde el casco viejo de la ciudad. Al fondo el centro economico

muestra de arte grafitero en un autobus. Casi la gran mayoría estaban decorados al gusto del conductor. Aquí una muestra de la fiebre Star Wars

plaza del casco viejo

Rancho Burica (Costa Rica, peninsula de osa)

Rancho Burica (Costa Rica, peninsula de osa)

Estos simpaticos animalitos se instalarón en nuestra cabaña. Habían 5 en total. Por suerte no nos chuparón la sangre a ninguno

vista desde el mirador del Rancho Burica

Atardecer sobre el Pacifico

Isla de Ometepe

Isla de Ometepe
los dos volcanes que hay en esa isla, imponentes, tomados desde el ferry que nos llevaba hacia allí

Granada

Granada

Granada

Granada

León (Nicaragua)

León (Nicaragua)
una de las 11 iglesias de León

otra vista distinta de la misma iglesia

Equipo de inmersión

Equipo de inmersión
todo preparado para zarpar

El barco del Capitán Morgan

El barco del Capitán Morgan
Cada mañana nos ibamos en este barquito a bucear unas dos horas

Equipo Open Water

Equipo Open Water
Patric, Manuel (nuestro instructor, en medio de los dos) y yo. Preparados para nuestra última inmersión en aguas caribeñas

Patric, con el chaleco, botella, aletas y todo el equipo, a punto de saltar del barco

Hotel Kayra

Hotel Kayra
Este es el hotel dónde nos alojamos en los cayos de Utila. Aquí estudiabamos, nos ibamos muy temprano a hacer submarinismo. En las horas muertas (que eran muchas) podías coger unas gafas de buceo y unas aletas para hacer snorkel, e incluso irte un rato en kayak por los pequeños cayos de los alrededores

Utila kays

Utila kays

Utila kays

Utila kays
Una de las 7 iglesias que hay en los cayos. Aquí le dan muy buen uso al paraguas

Utila kays

Utila kays

Utila kays

Utila kays

Momento barbacoa

Momento barbacoa
Una barbacoa que hicimos en los cayos.

Evacuación de turistas

Evacuación de turistas
Momento en el que el Ferry estaba a punto de irse de la isla con todos los turistas que quedaban en Utila (bueno todo el que quisiera irse)

Ante la llegada del huracán Felix, todo el mundo reforzaba las ventanas y las puertas con todo lo que tenían a mano

Tormenta

Tormenta
Esto es lo que nos llegó de los restos del huracán Felix a la isla. Un inmenso aguacero que duró horas

tikal (guate)

tikal (guate)
Nos levantaron a las tres y media de la manyana para ir a las ruinas y ver el amanecer y escuchar el despertar de la fauna salvaje. De ver amanecer nada, nos enganyaron completamente, habia una niebla muy densa. Y los animales, pues si algo se escuchaba, sobretodo los pajaros, pero de los monos ni los buenos dias. Eso si las ruinas mayas mas altas que hemos visto. La mas alta media unos 70 metros. Es aqui donde se rodo alguna escena de la pelicula "La guerra de las Galaxias"

VOLCAN PACAYA (Guatemala)

VOLCAN PACAYA (Guatemala)
Este es el volcan, cercano a Antigua, que decidimos subir, en companyia de Oscar, Carlos y Marta. Nuestros guias fueron dos guatemaltecos, amigos de ellos tres, Javier y Wicho. El volcan sacaba humo pero hacia dos meses desde su ultima erupcion segun me conto alguien en Antigua

volcan pacaya

volcan pacaya
en esta foto, mucho mas cercana a la cima, se puede ver mejor que el volcan no estaba dormidito la verdad

San Cristobal de las casas

San Cristobal de las casas
esta es la fachada de la iglesia más grande que hay en la ciudad. Está situada en la plaza central, en pleno centro, cerca del palacio municipal

la misma iglesia vista desde el andador turistico

vista desde el cerro de San Cristobal. Aquí es normal ver las nubes tan bajas

elecciones municipales

elecciones municipales
coincidió nuestra estancia con las elecciones del municipio. Aquí regalaban ropa solamente a las mujeres, mientras en otro sitio hacían lo própio con los hombres, pero esta vez con cervezas.

Lago Atitlan (Guatemala)

Lago Atitlan (Guatemala)
primera vista desde nuestro transporte. A la derecha se puede ver uno de los tres volcanes que hay en la zona

Lago Atitlan

Lago Atitlan
Aqui se pueden ver los tres volcanes que rodean el lago, a la derecha esta el San Pedro y a la izquierda en primer termino el Toliman y justo detras el Atitlan, el mas grande de los tres

Autobus guatemalteco

Autobus guatemalteco
En Guatemala este es el unico transporte publico. Son Viejos autobuses escolares Norteamericanos. No os podeis imaginar la cantidad de gente que llega a subir a uno de estos cacharros. Insufribles

Artesania local. Parecen autenticas

publicidad electoral

publicidad electoral
Uno de los tantos partidos politicos que pugnan por hacerse con el control municipal. Este debe ser de derechas...supongo

Antigua. Guatemala

Antigua. Guatemala
esto es la fachada de la iglesia de la Merced.

Antigua

Antigua
El arco de Santa Catalina. Justo en esta zona de noche se llenaba de coches y gente. Aqui habian varios locales nocturnos para bailar y tomarse unos tragos